~ ¿Qué le hizo alucinar el calor?


En 70 palabras.


Viene de Ñusléter #73.

11 comentarios:

  1. que tenía terraza, parrilla, pelopincho y una señora rellenita y tetona pero venía un tipo muy parecido a mi vecino, me cazaba de los shores y las mechas y me revoleaba de este lado de la medianera (todavía me duelen un poco los codos y la espalda)

    ResponderEliminar
  2. El termómetro de Sasha se rompió porque marcaba 50º que era el límite... yo no hice más que pensar en cómo sería el casamiento en la India, con todos esos trajes, con ese hindú cuyo cuerpo finísimo me parecía adorable. El romance duró dos semanas, el calor bastante más.

    ResponderEliminar
  3. ...que mi cuerpo era 100% de plastilina y un maldito meteorito incandescente se acercaba, sin prisa pero sin pausa, extinguiendo todo mi ser

    ResponderEliminar
  4. que vivìa adento de un microondas, girando y girando en un plato de cemento que no dañan las radiaciones

    ResponderEliminar
  5. Que todo estaba bien...

    ResponderEliminar
  6. Que me compraba dos aires acondicionados mas, además del que ya tengo y que, pobre, abastece toda la casa.

    ResponderEliminar
  7. La causa no fue el calor ambiental...pero mi sangre hizo ebullición en aquel momento y aluciné, de eso estoy seguro. Era un lugar inhóspito, una inmensa vista me recibió (nunca imaginada), soplaba una brisa que traía humedad del pacífico, nubes que estaban al alcance de mis manos, eran almohadas invitando a disfrutar el paisaje, fui pequeño como una hormiga al pie del Obelisco...fui David pero este Goliat me permitió ganar (solo una batalla). Espero volver a enfrentarlo...

    ResponderEliminar
  8. la caler me deferme le ferme de expreserme... me entendé?
    pse... espentese

    ResponderEliminar
  9. Que tenía casa con pileta incluída, gratis para toda la vida terrenal...

    ResponderEliminar
  10. Que hoy no llovería
    Que yo no debería volver algún día
    Que el viento seguiría
    vaciándome la mente, sacándome los mocos, tronando en mi cabeza.

    Aluciné un verano entre hielos azules.

    Volví nomás y acá estoy en esta oficina de mierda.

    Muy buen año, camaradas!

    ResponderEliminar
  11. que el año se loopeaba y el 6 de marzo volvíamos a Reyes.

    ResponderEliminar